El cobijo de la muerte

Encerrada en mis tristes recuerdos
volcada en mis pasiones, me desconcierto
enclaustrada en oscuros sentimientos
vuelvo paciente a buscarte sin rodeos.

En este jardín donde las flores 
no tienen ya color, ni tampoco olor
agua que no riega, pues siente su dolor
sus pétalos marchitos pisé

Sin temor y dejándo atrás el rencor
siento temblar todo un espacio infinito
ni las estrellas sienten sus gritos
porque ya es tarde y no siento tu calor.

Nada siento, nada soy, nada me das
pero no me siento sola las noches eternas
me acompañarán, la luna y las estrellas
mi casa y el cobijo de mi muerte serán.

Comentarios

Esther ha dicho que…
hay alguna frase desconcertante pq dices y esto a que viene y escrito en este tiempo verbal? pero como ya me habias avisado de que era extraña pues tampoco me sorprende jeje.

Entradas populares de este blog

Hoy me siento Feliz!!

Corazón de armadura

Inocencia