Superación

Duele sentirse abandonado. Duele sentirse vacío. Duele notar como te dejan de lado, que ya no les importas, y sentir como te reemplazan por otra persona. ¿Dónde quedaron las risas, el buen rollo, las confidencias?
Todo se esfumó...Quiero llorar y no puedo, quiero salir corriendo y quiero gritar. No siento rabia, sólo dolor y es tan punzante que me aprisiona el pecho y me impide respirar. Te sientes como una hormiga en un mundo gigante incapaz de levantar el peso que llevas encima. Pero aún así, no sabes como te quedan fuerzas, esperanzado sigues adelante, pero sabes que llegó la hora. Todo se acabó. Llegó el momento.
Desplegar mis alas y volar lejos del mundo, lejos de todos. Vivir la vida sin importar, nada más que tú mismo, porque ahora mismo desconfias hasta de ti.
Hoy es un nuevo comienzo, el cambio que, comencé poco a poco va tomando forma, cerraré los ojos y me dejaré llevar, lo necesito más que nada.
Al final después de todo ésto seré mucho más fuerte, porque cada golpe, te dá más fuerza y te hace ser más grande. A subir a la cima más alta, mirar hacia abajo y ver todo lo que has conseguido.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Hoy me siento Feliz!!

Corazón de armadura

Inocencia