Corazón de armadura

Hace algunos años intentaba protegerme
por temor a que me hicieran daño
ocultaba cosas de mi vida, y nada me importaba
no quería que nadie supiese de mí.

Y me construí una armadura, evitando
así los ataques dañinos hacia mí,
pero que equivocada estaba
ya que eso se convirtió en amargura.

Tenía tanto miedo a abrir mi corazón
a querer a la gente que me apreciaba,
que me fuí convirtiendo en una estúpida
insoportable y fué entonces cuando cambié.

Dejé atrás esa coraza, deje de aparentar
lo dura que era, y dejé ver mi verdadero yo.
Puede que quedara desprotegida pero
realmente me sentía de una vez liberada.

En estos años atrás aprendí a quereme
y a hacerme más fuerte, a llorar de verdad.
Comprendí que así era mucho más feliz
y que los que me querían lo disfrutaban así.

Ahora me siento libre para amar,
para disfrutar de la vida,
para mostrar mis sentimientos
para ser la que siempre fuí.

Comentarios

Esther ha dicho que…
En la vida hay mucha gente así, por temor a mostrar como son o como sienten o lo que sea, se encierran en una burbuja, entonces ni los puedes llegar a conocer y disfrutar de ell@s, ni al revés tampoco. Muy buena la poesía.

Entradas populares de este blog

Hoy me siento Feliz!!

Adiós